CMPC Ensayos Forestales

CMPC Ensayos Forestales 2017-08-28T11:31:43+00:00

Cenizas y lodos son los principales residuos de la industria de la pulpa y el papel. Una planta típica genera entre 800 y 900 ton/mes, con costos de disposición de 18.000 a 54.000 USD. Esta situación fue el punto de partida para plantear dos proyectos CORFO, línea 2 y línea 4, con los títulos “Tecnologías de valorización de residuos sólidos para la industria del papel” en 2011 y “Empaquetamiento y trasferencia de la tecnología de obtención de un enmendador de suelos a partir de los residuos sólidos de la industria de pulpa y papel”, los que el área ejecutó a partir de 2013.

El resultado principal fue un enmendador de suelos, planteando una solución sustentable, efectiva y competitiva frente a fertilizantes tradicionales, susceptible de aplicar en plantaciones agrícolas y terrenos erosionados.

En este contexto, una de las empresas asociadas a estos proyectos, CMPC Celulosa, decidió continuar las investigaciones y evaluar distintas mezclas de subproductos de sus procesos. En función de ello, junto a CMPC Forestal se evaluó el desempeño de diferentes mezclas, en formato pellet, utilizando dosificaciones y metodologías propias de las plantaciones forestales.

Se elaboró 5 tipos de pellet, según especificaciones de CMPC, utilizando una variedad de subproductos residuales (cenizas volantes, Dregs & Grits, lodos de tratamiento de efluentes de celulosa) y otros aditivos, para corregir problemas de acidez en suelos y mejorar las concentraciones de macro (N, P, K, S, Ca, Mg), y micronutrientes (B, Mn, Zn, Na).

Los pellets no presentaron problemas en su elaboración, estableciéndose la factibilidad de su producción a escala industrial. Se determinó sus propiedades físicas y químicas y también la retención de humedad, la mineralización e incubación, y el resultado de ensayos de lixiviación. Se concluyó que los pellets facilitan la entrega y aprovechamiento de los nutrientes esenciales que requieren los cultivos para su desarrollo y permiten aprovechar en forma más eficiente el N, lo que, por un lado, mejora el rendimiento de cultivos y, por otro, disminuye la contaminación de napas freáticas por lixiviación de N-NO3.