Investigadores penquistas desarrollan material resistente al desgaste

El proyecto que ejecuta el Laboratorio de Materiales Compuestos de la Facultad de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Concepción y que es liderado por el doctor Paulo Flores, tiene como objetivo crear un material que resuelva las dificultades que se presentan en los procesos de manufactura por efecto de la fricción entre elementos de máquina.

Un equipo integrado profesionales de la UDT, del Departamento de Ingeniería Mecánica y de la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo; además de dos ingenieros civiles mecánicos, un diseñador industrial y alumnos tesistas de pre y posgrado de distintas disciplinas, liderados por el doctor Paulo Flores están desarrollando un proyecto que tiene por objetivo crear un material que resuelva las dificultades que se presentan en los procesos de manufactura por efecto de la fricción entre elementos de máquina, que se manifiestan en un desgaste acelerado de piezas.
La investigación propone generar un compuesto autolubricante y de alta resistencia mecánica para reemplazar piezas de máquina, esto para evitar el desgaste –que se traduce en fallas que pueden dañar tanto la máquina como el producto- en donde normalmente se utilizan lubricantes líquidos. Pero éstos, en general, acarrean efectos colaterales.
Luego de evaluar distintas alternativas de materiales, a través de pruebas de caracterización, el equipo de investigadores decidió enfocarse en un compuesto en base a resina epóxica, reforzada con fibra de carbono y cargada de nanotubos de carbono.
El doctor Flores explicó que en estos ensayos se observó que la tasa inicial de desgaste de la pieza en operación disminuye logrando una estabilidad al cumplirse un determinado ciclo de operación.
Con estos resultados, el estudio se abocó a la siguiente etapa, que consistió en realizar ensayos del material bajo condiciones de trabajo en un producto industrial.
El siguiente paso es completar las pruebas definitivas con los rodillos recubiertos con el material desarrollado, con el fin de comparar su desempeño y durabilidad en relación a las piezas tradicionales.
El proyecto, que se extiende hasta enero de 2013, cuenta con un financiamiento global de 297 millones de pesos y en él participan Empresa de Servicios Tecnológicos (EST), Indama, Cadetech y Sociedad de Inversiones Valle Claro como instituciones asociadas.

Fuente: Soyconcepcion.cl

By |2018-07-04T12:15:54+00:00julio 19, 2012|Biomateriales, Gestión Tecnológica|