Seminario cierra proyecto sobre valorización de residuos en la industria del papel

Nuevos productos, como abonos y fertilizantes fabricados en base a los lodos que generan los efluentes líquidos, y materiales para reforzar caminos con el uso de cenizas de  las calderas, son algunas de las alternativas productivas probadas en el marco del proyecto Innova Chile Tecnologías de Valorización de residuos sólidos de la industria del papel, ejecutado por la Unidad de Desarrollo Tecnológico de la UdeC, UDT, entre enero de 2012 y mayo de este año.

El proyecto, realizado en conjunto con Papeles Bío Bío,  fue cerrado la mañana del 23 de mayo con el seminario Sustentabilidad ambiental en la industria del papel, en el que se mostraron los principales resultados de la investigación, que condujo el académico de la facultad de Ingeniería Fernando Márquez, y que también reservó espacios para conocer otras experiencias en la valorización de residuos realizadas en UDT, como la generación de productos de interés comercial a partir de paja de trigo y materiales termoplásticos en base a aserrín de pino.

El impacto de este proyecto no es menor, si se considera que Chile es un actor relevante en la industria forestal y papelera en la Región, lo que implica la existencia de importantes cantidades de residuos, señaló Fernando Márquez.
El académico reconoció que si bien el uso de desechos de biomasa para la generación de energía constituye “un gran paso, todavía queda un gran volumen de residuos que no se usan, no se reciclan, ni se valorizan”.  Por eso, la UdeC y la UDT, agregó, han estado trabajando con la industria forestal, buscando fórmulas para dar algún uso a estos residuos.
Los estudios sobre una empresa papelera nacional, indican que por cada tonelada producida se generan 75 kilos de lodo (de las plantas de tratamiento de efluentes líquidos) y 55 kilos de cenizas (que resultan de la generación de vapor mediante calderas de biomasa).
Estos dos residuos fueron el foco de atención del proyecto que evaluó técnica y económicamente diversos productos para dar valor agregado a ambos desechos. Así se fabricaron abonos, carpetas asfálticas, materiales para la estabilización de suelos en la construcción de caminos, tableros de astillas y lodo, y paneles de yeso y lodos.
Los mejores resultados se alcanzaron con el abono elaborado en base a ceniza y lodo,  que mostró aportes importantes de nutrientes al suelo, como fósforo, potasio y calcio; y en los tableros aglomerados de astillas de pino y lodo, con mejor resistencia a la tracción  y menor hinchamiento en relación a los tradicionales.
Y si bien no todos los productos se visualizan como una alternativa de desarrollo productivo en lo inmediato, el doctor Márquez se manifiesta satisfecho por los logros del proyecto. “Pudimos generar la reutilización de las cenizas y los lodos; con una utilidad y valorización que permite a la empresa una disminución de costos y una reducción del impacto ambiental, lo que es una buena noticia para la región y el país”, señaló.
La jornada contó con la participación de la seremi de Medio Ambiente, Marianne Hermanns, y el representante de Corfo, Cristian Lama, quienes destacaron las proyecciones de la investigación en torno a la innovación y desarrollo en torno a una mejor gestión de los residuos.
Fuente: PanoramaUdeC / UDT

By |2018-07-04T10:41:45+00:00mayo 24, 2013|Bioeconomía, Eventos, Medio Ambiente y Servicios|