El convenio entre la UdeC, el municipio de Concepción y Softys, permitió reciclar más de 250kg de mascarillas desechables al interior de la UdeC y convertirlas en nuevos elementos durante la pandemia. Con el apoyo de otros socios, se han recolectado cerca de 5 toneladas de material.

La conciencia del reciclaje poco a poco se ha ido instalando en la mente de las personas. Algunos separan el plástico de la basura orgánica, mientras que otros hacen lo mismo con el papel. Independiente del cómo, lo cierto es que basura se genera siempre y la pandemia, además de los riesgos sanitarios que implica, también está colaborando en la generación de residuos.

Por eso, desde octubre de 2021, la Universidad de Concepción, a través de la Unidad de Desarrollo Tecnológico (UDT); la municipalidad de Concepción y la compañía Softys, iniciaron un proyecto para darle nueva vida a las mascarillas desechables que usamos para protegernos de los contagios del covid-19 y también de otras enfermedades virales.

“La empresa Softys se hace cargo de financiar los costos que implica el tratamiento y la valorización de las mascarillas que se recolectan en la Universidad, y la municipalidad de hace cargo de transportar el material hasta las dependencias de la UDT, donde tenemos implementado el laboratorio para hacer el tratamiento con las mascarillas”, contó Carla Pérez Quilodrán, Subdirectora del Departamento de Consultoría e Innovación de la UDT y encarga del proyecto de reciclaje de las mascarillas.

Estas mascarillas se obtienen de un punto de reciclaje instalado en el Foro de la UdeC y también de otros aportes que llegan de otros actores que se han sumado a la iniciativa. En total, desde el inicio de la pandemia, la UDT ha procesado cerca de 5 toneladas de material.

Resultados concretos

La profesional indicó que sólo desde el contenedor de la UdeC, a la fecha ya han recuperado más de 250 kilogramos de mascarillas, las que, sumadas al aporte de las otras instituciones que colaboran con la UDT, se han transformado en 5 mil maceteros y bandejas para alimentos que se han entregado a empresas locales.

Con respecto a la situación actual de la iniciativa, Pérez Quilodrán dijo que “el proyecto continúa este año y es parte del programa que se lanzó en octubre del año pasado y debería estar vigente al menos hasta mayo; tenemos que ver con Softys si luego se extiende durante los próximos meses”.

Aunque también han probado con otros productos, los que mejor aceptación han tenido son los maceteros y las bandejas para alimentos debido a su versatilidad. “Hemos testeado otros modelos, como basurerosorganizadores de cubiertos o envases con tapa para almacenar cosas, pero lo que mejor nos ha resultado son los maceteros y las bandejas”, explicó.

Triplicar la recolección

Durante 2021, la campaña recolectó 183 kg de mascarillas al interior de la Universidad. Según estimaciones de la UDT, son cerca de 100 kg los que se recolectan mensualmente en el campus penquista; pero eso sólo hasta febrero de este año, porque a partir de marzo esperan triplicar la cantidad de mascarillas recolectadas debido al aumento de flujo de personas al interior del Campus de la casa de estudios superiores.

No descartamos colocar más puntos limpios; originalmente el acuerdo con Softys era tener un punto de recolección que fue donado por ellos, pero si vemos que la demanda crece, estamos dispuestos a conversar con la Dirección de Servicio de la Universidad para habilitar nuevos puntos dentro del campus”, dijo la profesional.

En todo caso, mencionó, las facultades también están apoyando la iniciativa colocando colectores autogestionados, los que luego son entregados a la UDT para que se sumen a la cadena de reciclaje de las mascarillas.

Fuente: Noticias UdeC

Más información del reciclaje de mascarillas